Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Portuguese

Llamenos : 0401 138 761

logo australian latin times
alicia chilifoni

El periodista formoseño Alejandro Crivisqui cuenta quién es el verdadero Félix Díaz, el autodenominado “Caraché”

Presentó su libro “El Plan Cóndor Mediático”. Fue columnista de varios medios latinos y actualmente conduce un exitoso programa en la TV Pública de Formosa, Canal 11 Lapacho y mantiene desde hace varios años una lucha contra las operaciones mediáticas de los medios hegemónicos. Alejandro Crivisqui trabajó como corresponsal extranjero cubriendo los tratados de Paz en Medio Oriente y vivió en la Franja de Gaza donde cubrió la llegada del líder Palestino Yasser Arafat del exilio. Se autodefine como periodista “combatiente”. No cree en la neutralidad periodística y mucho menos en la independencia de la misma. Si bien Crivisqui cobró popularidad a partir de su confrontación con Jorge Lanata y su participación en el programa 678 de la Televisión Pública, su trayectoria lo ubica como uno de los comunicadores más polémicos y reconocidos de la región del Noreste Argentino, desarrollando su profesión en medios radiales y televisivos de la provincia de Formosa. En uno de los capítulos de su libro “Operación Cóndor Mediática”, se refiere a Félix Díaz, a quien conoció en el año 2001, cuando acudió en bicicleta, prolijito, de camisa blanca (era por entonces pastor mormón), a comunicarle su preocupación por la situación de los pueblos originarios. Su modo fluido de expresarse hizo que Alejandro lo tomara en cuenta como posible nexo coordinador de las acciones al respecto. Se organizaban por entonces numerosos clubes de Trueque que funcionaban dos veces a la semana, único modo de sobrevivir. Con la visita, en 2003, del recientemente asumido Presidente Kirchner, llega la promesa de transformar la provincia. Alejandro pensó, según sus propias palabras en el reportaje telefónico que le realizara Gustavo Campana, que una vez más todo quedaría en promesa. Pero no fue así. Al asumir Alicia Kirchner en Acción Social, se le brinda la posibilidad de un cargo para alguien que perteneciendo a los pueblos originarios, coordinara la acción según las necesidades, conocidas desde adentro. Alejandro decidió que esa persona fuera Félix. Pasado un tiempo se produce el tan mentado y prolongado “acampe” de Félix y los Qom en la Avda. 9 de Julio, reclamando ser recibidos en la Casa Rosada. Pero no había razón para recibir a alguien que no representaba a los Qom, de ninguna manera. Las comunidades Qom son 62. Cada una tiene su Cacique, y a la vez cada dos años, se elige a uno de ellos para que sea el delegado de todas las comunidades. La comunidad Primavera, a la que Félix Díaz dice representar, tiene su Lonco (cacique) de apellido Sanabria, hijo del anterior, fallecido hace meses a los 107 años, también de apellido Sanabria, ya que el cargo es hereditario. El Lonco de otra agrupación, de nombre Catalino Sosa, es el último ganador de las elecciones bianuales, por lo tanto es el representante de todo el pueblo Qom. En la provincia de Formosa se construyeron 1500 escuelas, y junto a cada una, un centro de salud de última generación. No cualquiera puede ejercer allí. Las escuelas son bilingües, y la medicina se practica respetando las tradiciones y costumbres de los originarios, por lo cual se ha capacitado a integrantes de las comunidades tanto para enseñar en las escuelas, como para ser enfermeros y asistentes sociales, responsables de que la medicina convencional trabaje en concordancia con la medicina natural. Mientras se inauguraban los progresos que transformaron la provincia, el señor Félix Díaz acampaba interminablemente en la 9 de Julio. Cristina no tenía por qué recibirlo, porque no representa a nadie. Se autodenominó “Caraché”, vocablo que no existe. Se comprueba fácilmente. Pero el Caraché se disfrazó con una vincha y una pluma, que ningún Qom usa, y así llegó a ser recibido por el Papa Francisco, y así fue visitado por el entonces candidato Macri, seguramente al solo efecto de fotografiarse con el disfrazado y con la bandera de los pueblos originarios. No todos los Qom quieren vivir solamente de cultivar la tierra. Los hay que quieren ganarse la vida con cualquier otro oficio o profesión. Se sacaron la vincha y la pluma, aunque sigan respetando sus costumbres en los hechos, pero no para la foto. En las últimas elecciones, el FPV triunfó de manera aplastante en Formosa. Tanta ha sido la transformación, que ahora hasta se practica rugby femenino! Sí , las chicas Qom pueden, si quieren , practicar todo tipo de deportes. En síntesis, Félix Díaz no es más que un operador de la derecha, operador del Grupo Clarín, colaborador del programa en que Jorge Lanata montó la mentira de que las escuelas en Formosa no tenían techo ni paredes. Imaginamos que los favores se pagan, así que si un día de éstos se le confía algún cargo gubernamental al famoso Félix Díaz, habrá sido por los servicios prestados. Lo tendrá “muy bien ganado.”

vistazo politico

Ajustado triunfo de Macri

Histórico. Por primera vez la derecha llega al poder por la vía democrática. La coalición se autodenomina Cambiemos. En realidad, el cambio, lo que se dice cambio, lo hizo el kirchnerismo cuando supo mantener el poder político bien diferenciado y forzosamente enfrentado a los poderes hegemónicos. Debió seguirse profundizando ese hecho inédito en nuestra historia, algo nunca visto, salvo tal vez durante el primer gobierno peronista. Pero ganaron los que quieren cambiar el cambio, o sea, retrotraer la situación a tiempos ya vividos. Los discursos, tanto de Michetti, Vice Presidenta electa, como de Macri, nuevo presidente a partir del 10 de diciembre, me defraudaron, como me imaginaba, no sólo el domingo por la noche, promediando el escrutinio, sino incluso esta mañana lunes, en la breve conferencia de prensa. Puras palabras abstractas, poéticas, como soñar, trabajemos todos juntos, que nos una el amor, será una época maravillosa, y todo por el estilo. Palabras tan huecas como los globos de colores que revolotean en todos los actos del Pro, y por ende, de Cambiemos. En cuanto a los anuncios concretos, como argentina pido perdón a nuestros hermanos venezolanos, pues anunció denunciar a la República de Venezuela y pedir su expulsión del Mercosur, al que quiere pactando con la Unión Europea. Y a nuestro país lo quiere en la Alianza del Pacífico. Por si fuera poco esta vuelta al papel de patio trasero del imperio, declarará, anuncia, el estado de emergencia en cuanto al tema inseguridad. Estado de emergencia, y estado de sitio, son hermanitos. Preparate chocolate, que esto ya lo viví! Su período de gobierno durará cuatro años, durante los cuales, anuladas las retenciones a las exportaciones de granos (salvo de soja, según dijo), y eliminado el impuesto a las ganancias, si como dice, piensa mantener las políticas sociales, deberá recurrir al crédito externo. Recibe un país desendeudado al punto que le corresponderá pagar una cuota de tan solo cuatro mil millones anuales, mientras con Cristina se abonaban quince mil millones anuales. Teniendo en cuenta que Macri acrecentó la deuda de la ciudad en tres veces y media, sería raro que me equivoque imaginando un panorama similar para la Nación, con el agregado del flagrante peligro de cómo tratará el pleito con los buitres, tema éste de capital importancia. Por su parte el FPV, tras doce años ininterrumpidos de gobierno, pese a los feroces intentos de malograr su continuidad, llega tan entero al final del mandato que obtiene un 48,60%, contra un 51,40% de Cambiemos, lo que equivale a setecientos mil votantes de un padrón de veinticinco millones de ciudadanos. Es decir casi la mitad. El partido Radical, que tristemente perdió su identidad uniéndose a la agrupación neoliberal, cuenta entre sus valores a Ernesto Sanz, quien se suponía tendría reservado algún cargo importante en la administración futura, anunció esta misma mañana el noticiero, que se retira para dedicarse a su familia y realizarse como hombre. El periodista comentó que esto se debería a que pretendía la Jefatura de Gabinete, pero Macri ya la tenía “reservada” para su jefe de campaña, Marcos Peña, considerado un verdadero héroe. En fin, se puede resumir la situación de la siguiente manera: queda el país dividido en dos mitades. Teniendo en cuenta las campañas implacables de los multimedios que culturizaron multitudes a fuerza de mentiras y rumores, reiteradas durante semanas como un latiguillo, sumado al desgaste lógico después de doce años de gobierno, a partir del año 2003, en que ni siquiera billetes teníamos, nada más que seudomonedas regionales que eran papelitos de colores, porque no valían nada, hasta el próspero momento actual de la Argentina, asentada en una América Latina donde varios países son hoy un oasis en medio de la crisis mundial, es un hecho más que auspicioso que casi la mitad del electorado siga apoyando al FPV. Macri quiere que nos unamos todos. Yo le digo NO! Estuvimos todos muy unidos frente a las ollas populares y los trueques del hambre como se une toda nación ante una amenaza extranjera. Yo prefiero esta división perfectamente diferenciada, en la que el pueblo se puso la campaña electoral al hombro, y apasionadamente sigue militando su postura, sintiéndose parte, vibrando protagonismo. Ya no hay indiferentes, porque los Kirchner le devolvieron credibilidad a la política. Prefiero la saludable confrontación en cuanto al modo de dividir la torta, antes que la unión compartiendo el mendrugo que nos tiran. Y si... hay una mitad que todavía debe educar a la otra mitad.... Lección uno: sólo el estado te puede amparar, el libre mercado sólo ampara sus ganancias. Lección dos: los actuales medios oficialistas desaparecerán, obviamente se unificará el discurso, y tendrás una pobreza cero, pero sólo por tv. Lección tres: La grieta que divide a nuestra sociedad desde que los europeos pisaron nuestro suelo, que llevaron a cabo el mayor genocidio de la historia, que luego fue continuada por el criollaje europeísta, desembocando en unitarios y federales, radicales y peronistas ya no la verás, estará sepultada en ausencia de medios de comunicación representativos de los intereses populares. Lección cuatro: el famoso populismo es el término despectivo para señalar al poder que representa a los más humildes. En Argentina se lo conoce como Peronismo, o en algunos casos, Kirchnerismo.

vistazo politico

Balotaje

Por primera vez en la República Argentina se hará efectivo el balotaje. Estamos a días de la votación definitiva, al menos por los próximos cuatro años. Dos son los candidatos. Ninguno de los dos es Cristina, ni la representa cabalmente, a mi entender. Ninguno de los dos enamora. Con diferente discurso, con desigual velocidad, con distintos estilos, presiento que a la larga, ambos irán a parar al neoliberalismo, cualquiera sea el camino que tomen. Es la impresión que tengo. Personalmente prefiero a Scioli, sin que me entusiasme demasiado. Me obligo a imaginarlo más sostenedor de las prácticas tendientes a fortalecer los lazos con la Patria Grande. No tengo ninguna garantía firme de que ése sea su propósito. Bien sabido es que la traición y la mentira son herramientas consideradas válidas, habitualmente utilizadas para ganar elecciones. Aún en caso de que sea cierto, tampoco basta. De sobra sabemos que los cipayos no descansan jamás. Para cada momento tienen preparada la zancadilla adecuada, sin legitimidad de fundamento pero eficaz, que es lo que importa por estos tiempos: obtener resultados, sin que interese cómo. Maquiavélico. Siempre habrá una fracción de la población, a la que no llamo pueblo, que “cae parada” con cualquier gobierno y en cualquier sistema. El resto es el que paga con sangre, sudor y lágrimas la aplicación de las medidas drásticas “necesarias”, “imprescindibles”. El esquema se viene repitiendo cíclicamente a lo largo de mi vida. Cuando los más pobres se acostumbran a comer bien todos los días, y hasta tienen su autito, en muchos casos su casita, y empuñan orgullosos el último modelo de teléfono celular, ya sienten que ascendieron en la escala social. Ya sienten que pertenecen a la clase media, y entonces votan de otra manera. Convencidos están de haber alcanzado un estatus irreversible. No saben, o no recuerdan que no hay tal irreversibilidad. Es entonces cuando la historia vuelve a empezar: apertura de importaciones y suba del dólar, con la consiguiente pérdida del poder adquisitivo del salario, eliminación de las retenciones al campo y el impuesto a los que más ganan toca a su fin. Lo que se viene es otra cosa, que no me gusta, pero es lo que se viene, y punto. Puedo afirmar sin temor a equivocarme, que “esta película ya la vi”, y no sólo una vez, como también ya leí Civilización y Barbarie, donde se hace apología de todo lo que viene de los países llamados “avanzados” es mejor. Mejor para quién? Como la alegría que da la esperanza es lo único capaz de sostenernos, me miro en el espejo que tengo a mi izquierda, me sonrío forzada, y me digo: ojalá que me equivoque, pero siento que estamos bien jodidos, me cachendié!.